Comunicado de Izquierda Abierta.

A la atención del Coordinador General de IU, Alberto Garzón, y del Secretario de Organización de IU, Ismael González.

Desde Izquierda Abierta (IzAb), y concretamente aquellas personas que formamos parte de los órganos de dirección de Izquierda Unida (IU), no podemos más que trasladar a su Secretaría de Organización y al Coordinador General, Alberto Garzón, nuestro enfado e indignación con las formas inquisitoriales que se están empleando contra nosotros y nosotras.

Es evidente que la estrategia de la dirección de Izquierda Unida de liquidar todo atisbo de pluralidad en la organización está en su última fase. Después de la infamia para allanar el camino, el vergonzoso burofax que se nos ha enviado a varias personas de Izab no puede tener otro significado que el de justificar la persecución interna.

Estamos ante una purga, un proceso macartista culminado en un tribunal inquisidor. E Izquierda Abierta está en el punto de mira.


Ya es vergonzosa de por sí la forma de proceder mediante la fórmula del burofax, pero más vergonzoso aún es su contenido, que solicita poco menos que un auto de fe y la renuncia a la discrepancia, y muy torpe y burda la elección de las personas destinatarias. Varias no forman parte de los órganos de IU, y alguna ni siquiera milita en IzAb. Es más, hay personas acusadas que no han tenido ningún tipo de acercamiento a terceras organizaciones de las que se habla en el burofax de la vergüenza.

Estamos ante una purga anunciada y, también hay que decirlo, utilizando una metodología muy cutre que no se ajusta a los conceptos básicos de los sistemas de derecho, pues no hay garantías jurídicas y se ha partido en todo momento de la presunción de culpabilidad, no de inocencia, que era la que convenía.


Por todo lo anterior, desde IzAb hemos recomendado a nuestros/as militantes que no se retracten de nada porque estatutariamente no han incumplido mandato alguno.

Igualmente, recomendamos que no den explicaciones sobre supuestos cuya consideración delictiva ni siquiera conocen.


Izquierda Abierta se reafirma como partido conformado por gentes que militan libremente en una izquierda que es diversa y plural y que, en relación con IU, se ha manifestado desde el principio en desacuerdo con la línea política de la actual dirección. Ha denunciado en todo momento la estrategia de entrega y sumisión a Podemos por considerarla errónea, una liquidación de IU barnizada de una falsa confluencia, y por dejar sin referente a más de un millón de votantes, como los reiterados comicios han demostrado. Conscientes de que somos la disidencia incómoda que la actual dirección nunca quiso integrar, IzAb no sucumbirá a chantajes ni extorsiones.
La persecución que ha sufrido nuestro portavoz desde la XI Asamblea, convertida en un episodio grotesco en las últimas semanas, demuestra que la dirección de IU prefiere volcarse en acallar las voces discrepantes que en hacer ningún tipo de autocrítica por sus acumulados fracasos políticos. Se dedican mayores esfuerzos a construir coartadas para posteriores depuraciones internas que a trabajar por el conjunto de la izquierda transformadora.ablamos de fracasos políticos refiriéndonos a ese proyecto político de la dirección federal de ruptura con el mal denominado ‘régimen del 78’, que está siendo impugnado por la realidad y las sucesivas convocatorias electorales, no por ninguna minoría; a esa confluencia de desborde que no es tal, ya que se reduce a una coalición pactada verticalmente en la que prima el reparto de sillones, por encima de procesos de integración, de participación y de elaboración programática, que relega a bastante más izquierda a estar fuera, que dentro de la misma. Internamente, además, esa confluencia ha servido sucesivamente para centrifugar a compañeros y compañeras, allí donde convenga, que no sigan a pie juntillas los dictados de esa parte que gobierna IU.


La dirección de Alberto Garzón, asimilada a una parte delactual PCE que no ha cesado de denigrar y en cierto sentido traicionar la digna historia de lucha y resistencia del Partido Comunista de España, no ha querido en ningún momento integrar a quienes defendiesen posiciones diferentes, siendo la primera dirección en toda la trayectoria de IU que no ha puesto en valor la pluralidad y riqueza internas. Precisamente, porque el objetivo era el contrario: eliminar los obstáculos para no entorpecer el camino a la insignificancia y posterior desaparición de IU.


Por otro lado, queremos recordar que los acuerdos aprobados en la dirección federal de IU apelan a una convergencia y unión de la izquierda para las elecciones autonómicas y municipales que, a priori, dejaban autonomía a las asambleas locales para elaborar sus propias convergencias en colaboración con las ya existentes, en su caso, y con otras fuerzas políticas en sus respectivas localidades y autonomías. En apariencia, el marco de decisión de ir en una candidatura electoral diferente de la de IU estaría en otro espacio que no es la dirección federal de IU y que se tendría que ver en cada lugar si sucede. ¿Acaso la dirección federal pensaba en otra cosa cuando firmó el documento y no nos lo ha contado a todos los actores del mismo?


Y hablemos de Actúa, organización política que motiva y parece justificar el vergonzante burofax. Al igual que Podemos, Actúa tiene su independencia y su propia hoja de ruta, pero siempre ha manifestado la voluntad de ir con otros, colaborar, cooperar… incluso de no presentarse a elecciones allá donde no lo viese necesario, pero siempre con la firme disposición de no dejar el espacio huérfano en un proceso electoral. Es decir, estará presente en aquellos ámbitos donde entienda que la izquierda existente no conecta con parte del electorado. Es una obligación evitar el elevado número de abstencionistas de la izquierda.


Por otro lado, Actúa no tiene protocolos de relación con IU, como tampoco los tienen Podemos, Equo ni otros partidos con los que IU ha manifestado su intención de concurrir a elecciones. Sin embargo, sí tiene pendientes petición de reuniones con la organización para contribuir a un trabajo conjunto en la izquierda que nos permita no perder más votantes ni perder definitivamente la batalla a la derecha.


Todas las manifestaciones de gentes de Actúa que pertenecen a IU han tenido lugar en un marco de unidad de la izquierda compatible, hasta ahora, con la política pública de la dirección federal, haciendo un llamamiento a un tercer espacio que Izquierda Unida está dejando al margen, a pesar de que se haya insistido en ello en numerosas intervenciones internas. De hecho, Izquierda Abierta siempre ha sido muy sincera con la dirección federal y en los órganos internos, apelando con frecuencia a la ampliación de la izquierda y de su pluralidad en el interno y en el externo de IU.Se explicó en una Coordinadora federal (30 de junio de 2018) la intención de Izquierda Abierta en su participación en Actúa y se han ofrecido sus miembros a explicarlo cuando se pidiera, sin que eso haya sucedido. También hay una solicitud de reunión con IU desde Actúa que debiera verse como la posibilidad de establecer relación con una organización política, que además en estos tiempos de crecimiento de la extrema derecha, debiera ser considerada hermana y verse con simpatía y no con miedo y voluntad de impedir su nacimiento.

En Izquierda Abierta vamos a seguir trabajando por recuperar a todos aquellos votantes del PSOE, Podemos e IU que se han quedado en el camino debido a diversos descontentos y frustraciones. Si eso requiere la movilización de un tercer espacio que sirva al objetivo conjunto, contribuirá a ello. En los tiempos actuales de política líquida es imprevisible saber qué va a pasar, pero dados los resultados de las elecciones Andaluzas y las previsiones de las encuestas en cuanto a la estabilidad de la derecha, los votantes de izquierdas no merecen una confrontación entre izquierdas, verlo así es un error.

Por último, IzAb envía un mensaje a su militancia de base y a dirigentes provinciales, locales y de otros ámbitos que, ajenos a esta situación, puedan sufrir las injustas repercusiones de las medidas puestas en marcha por la dirección federal de IU: Cualquiera que sea la decisión que toméis, desde Izquierda Abierta la comprendemos y respetamos. Si creéis que pertenecer a nuestro espacio es contraproducente, va en vuestro menoscabo o puede perjudicar al espacio político en el que estáis trabajando, renunciad a nuestra adscripción sin dramas. Somos partícipes del mismo espacio de la izquierda española y seguro que nos encontraremos en el camino.

 

Gaspar Llamazares

  

Montserrat Muñoz

  

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo